El masaje otomano

Heme aquí vuelto al punto al que llegué al final del doctorado, ese otro desierto del alma: a las puertas del psicoanálisis, campo de saber mal labrado, monocultivo intelectual donde el cuerpo, por más vueltas que se le dé, nunca tiene lugar de hecho. Con fantasmas tales como el pasaje al acto, los límites de la transferencia y toda esa armadura teórica que blinda un escaso ejército de superyóes, se preserva estoicamente el psicoanálisis de toda contaminación por lo digital y por la neurociencia, por supuesto, pero fundamentalmente por el cuerpo, este cuerpo mortal, volumétrico y a menudo inefable del que tanto recelan. Yo ya había hecho varias embestidas en este sentido, que en su día me costaron una supuesta reputación que al cambio no valía nada. Así que decidí meter mano, literalmente: por qué no probar el masaje como sustituto de la hipnosis?

El mismo Freud abandonó esa técnica por la dificultad en mantener la consciencia de aquello reprimido fuera del estado hipnótico, es decir: una vez despierto o salido de ese estado, el analizante vuelve a estar inmerso en el yo; es el yo quién habla. Cierto masaje, sin embargo, al hacer sensible el cuerpo continuo, al volver física la continuidad del cuerpo analista y analizante, no abandona la consciencia despierta sino que la amplía para rebajar las defensas del yo. Y he comprobado en el setting que, lejos de interferir (romper la transferencia, la relación de analizante a analista), ese masaje desmotiva la actividad represora que caracteriza el yo, a la vez que asocia el confiarse a la escucha a un goce perfectamente ubicado. Esto relaja la fantasía de intimar con el analista porque la sexualidad deja de ser algo obsceno para acceder por fin a la escena analítica.

Pero ¿de qué masaje se trata? Ciertamente pude haberlo soñado. El descubrimiento viene dado por un significante que continúa el nombre de Otto (Otto Fenichel, Rudolf Otto) en la mano que transmite el masaje. Es en búsqueda de ese masaje otomano que me voy a Turquía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s